MADRID DESDE LAS ALTURAS CON TELEFÉRICO MADRID

Mayo 13th, 2014

A pesar de ser una actividad con muchos años de antigüedad, nunca pasa de moda. Surcar el cielo de Madrid en el Teleférico para disfrutar del atardecer sobre la ciudad y contemplar su skyline desde una perspectiva distinta siempre resulta atractivo, tanto para mayores como para niños. Por eso, entre los planes para esta primavera no puede faltar divisar la capital desde las alturas en este medio de transporte tan original, construido por la empresa suiza Von-Roll e inaugurado el 26 de junio de 1969 por el entonces alcalde de Madrid, Carlos Arias Navarro.

Con dos puntos de acceso, la Estación de Rosales (a 627 metros sobre el nivel del mar) y la Estación de la Casa de Campo (a 651 metros), este práctico transporte sin tráfico ni problemas de aparcamiento y que es rápido y ecológico, está abierto al público entre las 12 y las 21 horas desde principios de mayo hasta finales de agosto. Quienes se decanten por hacer un agradable viaje en una de sus cabinas deberán abonar tan sólo 4 euros por un trayecto de ida o 5,8 euros por un billete de ida y vuelta.

Además de las ofertas disponibles por comprar la entrada a través de Internet y los descuentos aplicables a grupos y distintas situaciones personales y familiares, aquellos que dispongan de un Pase Anual pueden montarse cuantas veces quieran en Teleférico Madrid. Por ejemplo, los niños menores de 3 años suben gratis en cualquiera de sus 80 cabinas con capacidad para seis personas cada una, que se mueven con un sistema bicable, recorriendo 2.457 metros y alcanzando una altura máxima de 40 metros.

Con un total de 1.200 pasajeros por hora que pueden divisar el techo de Madrid a una velocidad de 3,5 metros por segundo, lo que supone 11 minutos para realizar el trayecto, Teleférico Madrid ha sido utilizado por más de ocho millones de pasajeros en cinco millones de viajes desde su inauguración. Si quieres formar parte de esta cifra de viajeros, súbete a una de sus cabinas, que pasan de forma ininterrumpida, cada pocos segundos, de forma que no hace falta esperar mucho ni hacer largas colas. Las últimas cabinas salen desde cada estación 15 minutos antes del horario de cierre.

Además de este refrescante viaje por las alturas, otras actividades que ofrece Teleférico son el Aula de Física, en la que los alumnos pueden sentir las leyes y fuerzas que estudian en clase. Asimismo, los pequeños de la casa pueden disfrutar del parque infantil Pumba, en el que hay una piscina de bolas con estructuras blandas para niños hasta los 3 años, y distintos circuitos de aventuras con materiales blandos, túneles, toboganes, puentes, rodillos y estructuras modulares, para los de 3 a 12 años.

Los viajeros también pueden degustar las delicias de la cafetería-restaurante, situada en la planta alta de la Estación de Casa de Campo y con el mismo horario que Teleférico. Por ejemplo, podrán saborear un helado para luchar contra el calor o apagar la sed con una cerveza, merendar tortitas con chocolate o comer una paella mientras observan las panorámicas vistas de Madrid desde la terraza de Teleférico y en cuyo restaurante es posible celebrar eventos familiares como comuniones, cumpleaños o fiestas de empresas.

Recuerda que hay entradas de venta online que incluyen menús en el restaurante a un precio muy económico. Una hamburguesa costará así 6,9 euros, un perrito caliente, 5,9 euros; o el menú de la cafetería, 9,99 euros, en el que se puede elegir entre un primer plato (ensalada mixta o pasta del día) y un segundo (escalope de ternera o pollo asado) y postre (fruta, flan o yogur), con la bebida gratis por comprarlo por Internet. ¿Tienes excusa para no acudir a este divertido paseo?

También te puede interesar

Nos gustan tus comentarios